logo twÁlex Martín 

El Atlético de Madrid ha comenzado la Liga de Campeones empatando frente a la Roma a cero en el Olímpico. El equipo de Simeone no ha sido capaz de batir la portería romana y se marcha de vuelta a España con una sensación agridulce, ya que ha dominado la mayor parte del encuentro.

El equipo rojiblanco ha gozado de buenas oportunidades para llevarse el partido. Vietto, hasta en tres ocasiones, y Saúl, casi al final del mismo, han tenido en sus botas la oportunidad de marcar y dar a su equipo los tres primeros puntos en la máxima competición continental. Sin embargo, no sucedió y el partido finalizó como comenzó.

En la mayor parte del partido, el Atlético se ha sobrepuesto al ambiente romano para hacer un buen juego; sin embargo, eso no sirvió a los de Simeone que tienen que esperar su oportunidad en el siguiente partido, frente al Chelsea, para poder ponerse en buena disposición en su grupo.