logo twÁlex Martín

  • El equipo dirigido por Zinedine Zidane se lleva los tres puntos gracias a los tantos de Álvaro Morata y Gareth Bale
  • El Real Madrid dominó por momentos, sin embargo, el Espanyol no perdió la cara en ningún momento al partido

El Real Madrid se lleva los tres puntos en el partido frente al Espanyol de Quique Sánchez Flores en el Santiago Bernabéu en un partido en el que no ha habido muchas extravagancias, y que el equipo blanco ha sabido controlar para ganar.

El conjunto dirigido por Zinedine Zidane tenía como mayor novedad la entrada en el once inicial del delantero madrileño Álvaro Morata por Karim Benzema, que para este partido ha recibido descanso, junto a otros jugadores de la plantilla blanca.

El ex jugador de la Juventus quería demostrar que puede ser titular en el Real Madrid, y no desaprovechó su oportunidad. Fue el autor del primer gol del equipo merengue, batiendo al portero del Real Club Deportivo Espanyol.

El equipo dirigido por Quique Sánchez Flores no se dejó amilanar por la presión del escenario y por la presencia del Real Madrid. El equipo blanquiazul tiró de personalidad y de carisma, y hubo fases del partido en las que llegó a controlar a su rival.

A pesar de eso, el Real Madrid lograba que los intentos del Espanyol a la portería defendida por Kiko Casilla no llegaban a buen puerto.

Uno de los elementos clave del partido ha sido la entrada en el césped del Santiago Bernabéu de Gareth Bale. El jugador galés volvía 88 días después, tras haber pasado una lesión y respondió a la perfección a los minutos que le dio Zidane.

Además de su participación, siendo uno de los mejores jugadores de su equipo, fue el autor del segundo gol, que cerró el marcador del punto y ayuda al Real Madrid a mantenerse una jornada más en la lucha por la Liga Santander.


MÁS INFORMACIÓN:

El Real Madrid busca los tres puntos ante el Espanyol en el Bernabéu