Cristobal Montoro, ministro de Hacienda, ha prometido bajar los impuestos para cumplir con el pacto de Ciudadanos.  El dirigente ha recalcado la bajada del IRPF en 2018 tal y como exige el equipo de Albert Rivera en el pacto de investidura. Además se ha mostrado dispuesto a dialogar con Ciudadanos después de que la semana pasada amenazasen con no retomar negociaciones si no se acepta la bajada de tasas.

El ministro presentó junto al responsable de la cartera de Economía, Luis de Guindos, los objetivos de estabilidad y gasto de 2018 en los que aseguró que ahora si había espacio para las exigencias de ciudadanos. Explicó, que ahora «caben» la mayoría de las solicitudes planteadas por el equipo de Rivera. «Se pueden hacer y estoy seguro de que vamos a llegar a un acuerdo», aseguró Montoro. No obstante, el ministro no ha querido detallara como se reflejará esta bajada de impuestos ya que su equipo está estudiando las condiciones y propuestas.

Montoro, que se ha mostrado muy optimista en rueda de prensa, señaló que no solo tendrían cabida las condiciones impuestas por Ciudadanos sino que se pueden considerar las peticiones de otros partidos políticos. A pesar de las buenas previsiones que ha mostrado el ministro con el equipo de Rivera, se ha mostrado pesimista respecto a la posibilidad de acuerdo con el PSOE de Pedro Sánchez.  «Nadie se ha llevado una sorpresa sobre la posición del PSOE, era un apriorismo decidido y constatado desde que el nuevo secretario general toma el cargo», aseguró Montoro. Ha explicado, que él mismo se puso en contacto con la portavoz socialista, Margarita Robles para conocer su actitud frente a una posible negociación pero se encontró con una negativa. «Con este PSOE vamos a coincidir lo justo pero por nuestra parte no va a quedar», apuntó.

Montoro ahora se encuentra en un momento delicado de su carrera ya que ha sido reprobado por la mayoría de la cámara después de que el Tribunal Constitucional considerase ilegal la amnistía fiscal que había sacado adelante. A pesar de la reprobación de la cámara, Montoro no se ha mostrado preocupado ni se mostró el mismo día de la votación ya que lo considera un ejercicio completamente democrático pero inútil. Se aferró a que Rajoy le ha dado su confianza para ocupar esa cartera y ahora tiene que desarrollar su activada a pesar de las reprobaciones.

«Tengo mucho trabajo, no paramos, el jueves se publicó en el BOE (Boletín Oficial del Estado) los presupuestos de 2017 y ya estamos en los siguientes, yo estoy a mi trabajo, ejerciendo con responsabilidad y sacando adelante los objetivos de creación de empleo y de crecimiento y no estoy a lo que opinen los demás, tengo trabajo y voy a cumplir hasta el último momento», aseguró Montoro.


MÁS INFORMACIÓN

El PSOE se niega a reunirse con Montoro para tratar el techo de gasto

Montoro califica su reprobación de “democrática” pero poco “práctica”