logo twMarcos H. De la Morena 

El Fiscal Anticorrupción Manuel Moix habría transmitido esta mañana su decisión de cesar a Carlos Yáñez, quien hasta el momento lleva los interrogatorios y la instrucción de la Operación Lezo, dentro de la cual se ha detenido entre otros a Ignacio González. Yáñez lleva 18 meses trabajando en este caso junto con la también fiscal Carmen García.

Al parecer, Moix le habría instado a renunciar a la investigación y regresar a Granada, donde tiene su plaza pública asignada. Parece que estos desacuerdos entre ambos fiscales podrían venir de la polémica intención del fiscal jefe de impedir registros a González. Yáñez habría invocado entonces el artículo 27 de los estatutos de la Fiscalía, mediante el cual rechazaba esta propuesta.

Además, según se ha indicado desde el propio organismo público, Moix habría llegado incluso a poner trabas a la investigación contra el expresidente madrileño, llegando incluso a rechazar las escuchas telefónicas que más tarde han sido las pruebas fundamentales del caso.

Sin embargo, el fiscal Yáñez se ha negado en redondo a presentar su renuncia, por lo que, de momento continuará al frente de la investigación. Al conocer esta negativa, la Fiscalía ha remitido a los medios que en ningún momento se intentó apartar a nadie del caso, y que además, Moix habría solicitado recientemente “la renovación de su plaza en la comisión de servicios en la fiscalía especializada”. Aunque por otro lado, esta nota no aclara en qué fecha se produjo esta petición (podría haber sido hace meses), ni que ha sucedido tras ella.


MÁS INFORMACIÓN

Prisión para el gerente del Canal de Isabel II por colaborar en los negocios de González