logo twÁlex Martín 

Después de Neymar, la temporada para el Barcelona empezaba de la peor manera. Totalmente dominado por el Real Madrid y sin opciones en el once, ya que se había hecho de todas las formas pero Valverde no encontraba la chispa. Hasta que comenzó la Liga. Y ahí el equipo de la Ciudad Condal se crece. Está en una gran situación, dejando a su eterno rival a siete puntos a falta de lo que haga esta jornada el Madrid, y lo que es mejor, da una imagen impresionante, con un Messi en su mejor momento. Su nueva víctima ha sido el Eibar, que la temporada pasada se lo puso difícil al Barça, pero en esta campaña se han marchado de Barcelona con una goleada: seis goles a uno.

Liderados por el astro argentino, que anotó cuatro goles, el conjunto blaugrana ha vuelto a demostrar que en la Liga Santander es uno de los rivales a batir. Además de Messi, uno de los refuerzos del verano, el brasileño Paulinho, que está siendo una de las revelaciones en estos primeros partidos de la temporada, y Denis Suárez, fueron los goleadores del encuentro. El Eibar fue incapaz de aguantar el temporal de juego y goles del F.C. Barcelona y solo pudieron batir a Ter Stegen una vez, mediante el delantero Sergi Enrich, que hizo el gol del honor para su equipo.

Un partido casi perfecto del Barça

Ambos equipos saltaron al terreno de juego con una sorpresa en la alineación de Ernesto Valverde: Luis Suárez no saltaba de titular con el resto de sus compañeros. En su lugar, en ataque salió con Deulofeu, Messi y Denis Suárez, y la apuesta no le pudo salir mejor al técnico culé. A pesar de que en los primeros minutos, el Eibar se resistió, en el minuto 20, Messi abrió el marcador del Camp Nou, dejándolo intacto hasta que Paulinho, a pocos minutos del descanso, ponía tierra de por medio con el rival en una gran primera mitad del Barça.

A la vuelta de los vestuarios, la dominación azulgrana del partido continuó e incluso aumentó. En el 53′, Denis Suárez ponía el tercer gol del Barcelona en el electrónico. Sin embargo, el Eibar no quería rendirse, y mediante Sergi Enrich, puso el 3-1 en el marcador, acortando distancias. Y vino la exhibición de Messi, que, en el resto de minutos del partido, hizo lo que quiso con la defensa armera, demostrando por qué es uno de los mejores jugadores del mundo. Con tres tantos más, culminó su ‘poker’ y le dio a su equipo 3 nuevos puntos que sube la moral de sus compañeros y la afición de cara a los siguientes compromisos.