logo twÁlex Martín

El F.C. Barcelona depende de un solo hombre para poder mantenerse en la lucha por la Liga Santander. Leo Messi, con dos goles, ha sido el héroe de su equipo en el partido frente a la Real Sociedad, que ha luchado hasta el final, poniendo al conjunto entrenado por Luis Enrique contra las cuerdas, demostrando que el cinco veces campeón de Europa, entre otros grandes títulos, pierde mucho sin su estrella.

El conjunto catalán saltó al césped del Camp Nou con la intención de quitarse a su rival de encima. En un principio así fue, con dos tantos de Messi, que hicieron pensar a los aficionados presentes en las gradas que su equipo se recuperaba de los tropiezos cometidos últimamente, tanto en la Liga Santander como en la Liga de Campeones.

Sin embargo, la Real Sociedad, no lo iba a poner nada fácil. Umtiti, en propia puerta, al filo del descanso, acortó distancias para el equipo txuri-urdin, y a pesar del gol de Paco Alcácer, el equipo donostiarra volvió a acortar distancias con otro tanto, esta vez de Xabi Prieto, y dejó a la afición barcelonista helada y con miedo cuando ambos equipos se fueron al vestuario.

A la vuelta de la caseta, el equipo dirigido por Eusebio Sacristán tuvo el dominio del partido y los jugadores dirigidos por Luis Enrique estuvieron durante muchos minutos de la segunda mitad contra las cuerdas, más cerca del empate a 3 que del 4-2. Sin embargo, el conjunto culé supo aguantar el resultado y suma tres nuevos puntos que les ayuda a luchar por la Liga una semana más.