logo twÁlex Martín 

El F.C. Barcelona ha arrasado al Espanyol en una exhibición de Messi.  El equipo de la Ciudad Condal ha goleado a los jugadores dirigidos por Quique Sánchez Flores por un resultado de cinco goles a cero, obra del extremo argentino, que ha vuelto a ser el líder del Barça con tres tantos, otro de Piqué, y para finalizar uno de Luis Suárez.

El equipo culé saltó al césped del Camp Nou con un ambiente enrarecido, por la falta de fichajes en el mercado de verano, y la probable moción de censura contra la directiva, por la mala labor de la Junta presidida por Josep María Bartomeu, que se encuentra en un momento bajo en su presidencia.

Messi, a un nivel estratosférico

El jugador argentino fue, una vez más, el santo y seña del F.C. Barcelona a la hora de ganar el partido. En el minuto 26, se deshizo de dos defensas pericos para colocar el balón en la escuadra de la portería defendida por Pau López. El segundo tanto llegó apenas diez minutos después, cuando tras una jugada de Jordi Alba, el balón llegó a los pies de Messi en el área pequeña y fusiló al portero.

En la segunda parte, pasado el ecuador, Luis Suárez y Jordi Alba combinaron después de que la defensa del Espanyol atrapara a Messi. El uruguayo y el español hicieron una buena combinación que, de nuevo, terminó con Messi en el área pequeña defendida por el Espanyol y batiendo al guardameta del rival culé.

Posteriormente, en los últimos minutos del partido, cuando estaba a punto de expirar, Piqué y Suárez rellenaron el marcador del Camp Nou, para darle unos nuevos tres puntos al F.C. Barcelona, que está cogiendo ritmo en la Liga Santander, para poder batir al Real Madrid, vigente campeón del torneo.