Después de que El Periódico de Cataluña publicara que los Mossos d’Esquadra habían recibido una alerta de la CIA sobre la posibilidad de que ocurrieran atentados en la Rambla de Barcelona, el departamento de interior de la Generalitat y la dirección de la policía catalana han confirmado hoy la existencia de la misma. Sin embargo, lo que no admiten es su procedencia, ya que niegan que perteneciera a la CIA o al Centro Nacional Antiterrorista.

Josep Lluis Trapero, Mayor de los Mossos, ha sido el encargado de responder a las preguntas de los medios en este aspecto, como lleva haciendo desde que tuvo lugar el doble atentado de Barcelona y Cambrils. Trapero ha alegado que su organismo descartó el documento de la alerta por considerarlo poco fiable debido a su dudosa procedencia, que en ningún caso era oficial, aunque se ha negado a revelar la fuente.

Ante estas declaraciones, y las alusiones directas de Trapero a la escasa credibilidad del documento publicado por El Periódico debido a los errores tipográficos y ortográficos que contenía, ha sido Enric Hernandez, director del medio, quien ha decidido contestarle. El periodista ha confirmado que se trataría de una reproducción que el diario elaboró a raíz del aviso verbal que los Mossos habrían recibido en mayo.

“¿Por qué me he de creer que esa nota, que primero era de la CIA y luego era del Centro Nacional Antiterrorista, sin firma, sin sello? ¿Qué está sugiriendo? ¿Quién le dicta esta información?”, ha preguntado Trapero de forma retórica ante los medios, a quienes ha acusado de forma indirecta de “poner en duda la honorabilidad de los Mossos y sus mandos”

“El documento es un montaje que el propio director reconoce que ha fabricado con diversas informaciones”, ha asegurado por su parte el conseller de Interior, Joaquim Forn, quien ha intervenido junto a Trapero. Además, Forn ha denunciado la “campaña de desprestigio contra los Mossos con intencionalidad política” que a su juicio está sufriendo el organismo policial.