El desfile del 12 de octubre, la Fiesta Nacional, va a cambiar completamente el recorrido, para acercar a los militares a la gente. En vez del trayecto entre el Paseo del Prado y Colón, como se ha hecho los últimos años, en esta ocasión el desfile pasará por el eje norte del Paseo de la Castellana, la plaza de Cuzco y la calle de Raimundo Fernández Villaverde.

El desfile rendirá homenaje a los fallecidos en los atentados de Barcelona y Cambrils. No irán las familias de las 16 personas fallecidas, pero si que asistirán al desfile los embajadores de los países de origen de cada una de ellas. Los Reyes presidirán el desfile en uno de los momentos más complicados de la democracia en España, con el desafío independentista catalán amenazando con romper el país.

Con la intención de remarcar el carácter temático de la Fiesta Nacional, se quiere mostrar las tareas de las tropas en el exterior y el trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.
En total, habrá unos 3.900 efectivos, entre militares de los tres Ejércitos, guardias civiles, policías y Guardia Real, 84 vehículos y 78 aeronaves. Además de Madrid, Defensa ha organizado más de cien actos por toda España para celebrar el Día Nacional.