logo twDiana Fernández

Marine Le Pen, candidata ultraderechista a la presidencia de Francia ha removido el pasado negando que su país fuese el responsable de las detenciones de judíos durante la Segunda Guerra Mundial que fueron enviados a campos de concentración.

En una entrevista con los medios aseguró que “Francia no es responsable de Vél d’Hiv».  Entre el 16 y el 17 de julio de 1942 tuvo lugar la Redada de Vél d´Hiv, una de las más importantes realizadas en Francia contra los judíos. En esta, 13.000 judíos fueron detenidos por todo París y trasladados al Valédromo de Invierno para más tarde ser exterminados en Auschwitz.  Estos hechos ocupan un capitulo en la historia en el que Francia colaboraba con el régimen nazi.

Le Pen aseguró en la entrevista que «si hubo responsables fueron los que estaban en el poder y eso no era Francia». Estas afirmaciones tienen lugar dos semanas después de que las encuestas sitúen a la candidata ultraderechista en primera posición. Su rival Macron recordó ante los medios que Marine Le Pen es hija del creador del Frente Nacional Jean Marie Le Pen quien aseguró en alguna ocasión que el «Holocausto fue un detalle de la histoira». 

«Si alguien dudaba de que Marine Le Pen es de extrema derecha, ya no lo puede dudar», señaló el socialista Benoît Hamon. La dirigente del Frente «ha hecho toda su educación política a la sombra de su padre, el principal emisor del discurso antisemita del país”, coincidió el portavoz del izquierdista Jean-Luc Mélenchon, Alexis Corbière, apuntando también que «ha hecho toda su educación política a la sombra de su padre».

Ante el conflicto creado la candidata emitió un comunicado en el que matizó que a pesar de sus declaraciones, no quita responsabilidad a los hechos «innobles ocurridos a los franceses que participaron en los mismos y en todas las atrocidades cometidas durante ese periodo». Aprovechó la nota para acusar a sus rivales de «instrumentalizar» sus declaraciones y hacer campaña.