Los Mossos d’ Esquadra han recibido más de 500 denuncias tras las cargas policiales el pasado 1 de octubre, fecha en la que se celebró el referéndum por la independencia de Cataluña. En los diferentes puntos de votación, situados por toda Cataluña, los refuerzos de la Policía actuaron con violencia para impedir el voto en la consulta por la autodeterminación.

La provincia en la que más denuncias se han registrado ha sido Cataluña, con 237. Le siguen Girona, con 142, 81 en Tarragona y 73 en Lleida. Por otro lado, varios juzgados han abierto diligencias para investigar las cargas después de recibir denuncias de ciudadanos que se encontraban en colegios electorales.

La Generalitat de Cataluña denunció el pasado 1 de octubre incidencias de las actuaciones de la Policía Nacional y la Guardia Civil, muchas de ellas presentadas por la inacción de los Mossos.