logo twMarcos H. De la Morena 

El Fondo Monetario Internacional (FMI) optará por no reprender al Gobierno de Rajoy por vaciar la hucha de las pensiones, sino que recomendará limitar férreamente las subidas al 0,25% anual sin importar la evolución de los precios y de la economía estatal. Además, el organismo internacional pretende que España retrase la edad de jubilación más aun y que los ciudadanos planteen opciones más “americanas”, como la contratación de planes de pensiones privados.

Al parecer, estas medidas son las más adecuadas para la viabilidad futura del sistema de pensiones español, según ha asegurado el FMI, siguiendo las instrucciones del informe sobre el país llamado “Artículo IV” que el propio fondo presentó la tarde de ayer en Madrid.

De esta forma, Lagarde rechaza de plano las sugerencias de PSOE y Podemos, que pedían vincular la subida de las pensiones a la inflación, para adecuar así las adjudicaciones mensuales por jubilación al crecimiento (o descenso) del poder adquisitivo español durante los siguientes años.

Sin embargo, lo que el organismo mundial no plantea es que, una vez llevados a la práctica estos procedimientos, supondrían una reducción de todas las prestaciones reales. Por ello, y aunque no aluden de forma directa a esta situación, si recomiendan que “los españoles contemplen un paquete de medidas que incentiven una vida laboral más larga y fomenten el ahorro complementario”. O lo que es lo mismo, planes de pensiones privados, que cada ciudadano financie como crea conveniente y sin ninguna ayuda estatal.


MÁS INFORMACIÓN

Lagarde mejora sus previsiones para España y eleva su crecimiento al 2,6%