logo twÁlex Martín

El ‘caso Villar’ sigue trayendo cola. La RFEF, de la que ha sido presidente durante casi 3 décadas, le ha exigido dimitir de su cargo, para poder iniciar una nueva era en el fútbol español.

Mediante un comunicado en la página oficial de la Federación, la Junta Directiva, “ha constatado que la Real Federación Española de Fútbol y sus órganos funcionan y desarrollan sus competencias con absoluta normalidad, apoyando a D. Juan Luis Larrea en sus funciones como Presidente.”

A Villar se le ha transmitido la necesidad de que se marche sin oponer resistencia. Después de su detención, el que ha sido máximo mandatario de la RFEF, tras pasar por prisión, ha dimitido de sus cargos en la UEFA y en la FIFA, pero aún no quiere dejar su bastón de mando en el fútbol español sin luchar.

Hace más de un año, el Consejo Superior de Deportes interpuso una denuncia contra Villar ante la Fiscalía Anticorrupción, y tras varios meses de indagaciones, el organismo llegó a la conclusión de que el máximo dirigente de la RFEF había cobrado comisiones de los partidos de la Selección Española.