logo twÁlex Martín

El F.C. Barcelona se ha complicado su pase a las semifinales de la Liga de Campeones al caer de forma estrepitosa en el Juventus Stadium frente al conjunto italiano por tres goles a cero, obra de Dybala y Chiellini. El conjunto dirigido por Luis Enrique ha sido incapaz de marcar un solo gol en un encuentro crucial que decidía parte de su destino en la máxima competición continental.

La táctica del equipo dirigido por Allegri ha impedido el paso a los jugadores de ataque del F.C. Barcelona, que vuelve a tropezar en un partido de ida, tras ser goleado en la anterior ronda, en los octavos de final de la Champions ante el París Saint Germain por cuatro goles a cero. En todo caso, la forma de salir al campo del conjunto culé no es la más adecuada y es una de las claves por las que salen goleados los jugadores azulgranas.

Veinte minutos asfixiantes de la Juventus

El comienzo del partido ha sido una de las claves de la caída del F.C. Barcelona en Turín. Desde que saltaron al campo los dos equipos, fue la Juventus quien llevó la iniciativa y el control del partido. En los primeros diez minutos, cayó el primer gol, obra de Paulo Dybala. El talentoso jugador argentino, codiciado por media Europa, inició su exhibición batiendo a Ter Stegen de forma inapelable.

No tardó demasiado la Juventus de Turín en volver a marcar a su rival en la ida de los cuartos de final de la Champions. Pocos minutos después de que se alcanzara el 20′ del encuentro, Dybala, por segunda vez en el encuentro, volvía a batir al guardameta del cinco veces campeón de Europa, para poner tierra de por medio con el conjunto de Luis Enrique, que veía como se le escapaba parte de la eliminatoria.

Intento de reacción del Barça y tercer gol blanquinegro

El Barça quiso enmendar esta situación de desventaja haciendo un connato de reacción para poder alcanzar la portería defendida por Gianluigi Buffon. Las ocasiones llegaban; sin embargo, la dura defensa de la Juventus se hizo cargo de que los balones llevados por el ataque del equipo de la Ciudad Condal no pudiesen llegar a los dominios del experimentado guardameta.

A los pocos minutos del inicio de la segunda parte, Chiellini, de cabeza, puso el tercer tanto en el electrónico del Juventus Stadium, que estalló de euforia ante el nuevo tanto de su equipo. El Barcelona quiso acortar distancias, ya que era consciente de que marcar un solo gol podría haber cambiado la eliminatoria por completo, sin embargo, la Juventus se mantuvo firme y deja una fuerte desventaja para el partido de vuelta, que se disputa en el Camp Nou.