logo twDiana Fernández

  • Mario Jiménez, hombre de confianza de Susana Díaz, será portavoz de la gestora
  • «Lo peor es ir a elecciones para el PSOE y para el país»

Hoy se ha reunido por primera vez la gestora que dirige el PSOE y Javier Fernández, presidente de la misma, ha asegurado en referencia a una investidura de Rajoy que «una abstención no es lo mismo que un apoyo». Sobre la posibilidad de que el líder del PP sea investido ha querido matizar que «no se si la alternativa es una abstención o terceras elecciones», pero ha dejado clara su postura, «como presidente de Asturias no quiero unos nuevos comicios». Ha aprovechado para dar a conocer al portavoz de la gestora, Mario Jiménez, persona de confianza de Susana Díaz

Javier Fernández, dirigente de la gestora, ha dejado abierta la puerta de una reunión con Mariano Rajoy, no obstante entiende que la gestora «no es una dirección política» y por tanto será el comité federal el que decida la postura frente a esa investidura. A pesar de que sea él quien se encuentre al frente de la gestora, sigue siendo presidente de Asturias y desde ese cargo apunta que «no quiero elecciones, es mi posición y la voy a mantener en el seno del comité federal», pero aún no hay fecha cerrada para el encuentro.

En la reunión no se ha aclarado la opción de voto de los miembros que forman el grupo parlamentario acerca de la investidura de Mariano Rajoy, pero ha hecho hincapié en que «lo peor es ir a elecciones, para el PSOE y para el país».

Fernández ha explicado que «ahora mismo cualquier solución al problema de la gobernabilidad de España pasa por el PSOE. Y es un problema para el PSOE. Es evidente que el PSOE tiene un problema y asume un desgaste con una decisión que va a tener que tomar». Pero en caso de que en el partido se quiera consultar a la militancia al respecto de la postura política, «para que haya referéndum a la militancia, quien lo proponga debería ganar en el comité federal».

El dirigente de la gestora se ha disculpado por «el espectáculo lamentable y bochornoso» que ha vivido el partido estos últimos días y que remató con un comité dividido en plena reunión, Fernández ha asegurado que «la primera tarea que me encomiendo a mí mismo y al conjunto de la gestora es tender puentes pactar, hablar, cohesionar», se ha comprometido el responsable de la gestora. Y sobre el ruido mediático que, evidentemente, está teniendo el partido «hay que bajar el incendio interior que nos está consumiendo. Evitar que las entrañas mismas del partido estén llenas de rencores».

Ha descartado cualquier posibilidad de gobierno con los partidos que abogan por la independencia, «con los independentistas en Cataluña no tenemos nada que hablar porque tenemos una resolución que se celebró el 28 de diciembre y ahora es más inviable que nunca». Ha zanjado sus explicaciones agradeciendo a Pedro Sánchez su dedicación en estos dos años al frente del partido que a su juicio han sido «duros durisimos»