logo twÁlex Martín 

El Festival de Venecia, uno de los certámenes más prestigiosos, ha encumbrado a Guillermo del Toro. El experimentado cineasta mexicano ha obtenido un nuevo galardón con su nueva película, ‘La Forma del Agua’, un cuento de hadas en plena Guerra Fría.

‘La Forma del Agua’ ha sido una de las películas más aclamadas de esta edición de la Mostra de Venecia, y el jurado, ha oído a la opinión popular, y ha otorgado el premio a uno de los mejores directores de su generación. “Tengo 52 años, peso 130 kilos y he rodado 10 películas. Pero hay un momento en la vida de todo narrador en que lo pones todo en riesgo para hacer algo diferente”, ha señalado del Toro al recoger el León de Oro.

Una historia de amor diferente en plena Guerra Fría

La Forma del Agua’ es una película con un argumento diferente. Narra la historia de amor entre un medio hombre medio anfibio, capturado en el Amazonas, y una mujer de la limpieza muda, con la que vivirá una relación muy intensa y pasional.

Otro de los puntos más llamativos del nuevo proyecto de Guillermo del Toro ha sido el contexto. En plena Guerra Fría, la descripción de la situación y las alianzas entre los personajes hacen de ‘La Forma del Agua’, una de las películas más interesantes del año.