La CUP planea una respuesta a la aplicación del artículo 155 de la Constitución. La formación ha asegurado que planean acciones de “lucha no violenta” para mostrar su rechazo a la decisión del Gobierno central de suspender la autonomía. Según ha afirmado el grupo radical, habrá “una respuesta en forma de desobediencia civil masiva por parte de la ciudadanía”.

De nuevo la formación a insistido en la declaración unilateral de independencia y han asegurado que la autoorganización, la autotutela, la resistencia desde el municipalismo y el internacionalismo son “las puntas de lanza de esta lucha no violenta”. Han defendido que la aplicación del artículo 155 de la Constitución supone la mayor anulación a los derechos civiles desde la Guerra Civil.

Han reiterado que en ningún momento obedecerán las órdenes del Gobierno central. Una vez se aplique el artículo 155 tanto el Govern como todos los funcionarios deberán obedecer las órdenes del Ejecutivo pero tanto la CUP como ERC y el propio Govern han dicho que no seguirán instrucciones de Mariano Rajoy.