logo twMarcos H. De la Morena 

La Comisión Europea ha decidido hoy hacer públicos datos de su balance sobre el desarrollo de la crisis, ahora que se cumplen diez años desde su estallido. La que ha sido calificada como “la mayor crisis económica de la historia” estaría, según los expertos de Bruselas, superada en la actualidad.

Aunque inciden en que todavía se debe hacer mucho para recuperar el estado en el que se encontraba Europa antes del crack, si han querido hacer palpable que, basándose principalmente en los datos del paro, que ya alcanzan cotas similares a 2008.

El mayor factor de mejoría, a opinión de la Comisión, lo encontramos en las acciones de las instituciones europeas durante estos años, ya que “tomaron importantes decisiones políticas para contener la crisis, preservar la integridad del euro y evitar peores posibles resultados”. Y, según los resultados, parecen haberlo logrado: “Los bancos son más fuertes, la inversión está aumentando y las finanzas públicas están en mejor forma”.

Según el órgano de dirección de la UE, la deuda de la Eurozona ya ha descendido hasta el 89% del PIB, la tasa de paro es la más baja desde 2009 con un 9.1% y solo tres países (entre ellos, España), siguen teniendo un procedimiento abierto por déficit excesivo.

Sin embargo, y aun contando con estas expectativas, la situación actual está muy lejos de lo utópico, principalmente en las diferencias entre estados miembros. El paro en nuestro país (17,1%) o en Grecia (21,7%) se encuentra aún a años luz de estos “buenos resultados” de la CE. La situación se agrava aún más en cuanto a paro juvenil, ya que los jóvenes españoles que no encuentran empleo se cifran en casi un 40%, mientras que los griegos alcanzan ya el 45%.