logo tw Álvaro Moreno

  • Espías rusos habrían robado información al Partido Demócrata para vendérsela a WikiLeaks para dañar a Hilary Clinton
  • Los republicanos dicen que la información de los servicios secretos no es «veraz»

El servicio de inteligencia estadounidense ha determinado que hombres cercanos al gobierno de Putin suministraron información pirateada y adquirida por tanto ilegalmente a WikiLeaks.

Desde Moscú a través de diversas personas que tenían conexión con la misma habrían intentado boicotear la campaña demócrata para que en detrimento, Donald Trump se alzase como presidente de los Estados Unidos de América, tal y como ha sucedido.

Estos hombres según la CIA podrían haber seguido órdenes del Kremblin y su labor habría sido robar, incidiendo en crímenes de ciberespionaje, información privada de los demócratas para filtrársela a WikiLeaks y que sea así de dominio público.

Hay que remarcar que no se refieren a los correos de Hilary Clinton, esos estaban en un terminal privado. Lo que robaron fueron miles de correos de servidores del Comité Nacional del Partido Demócrata y concretamente muchos de ellos del jefe de campaña de Hilary Clinton, John Podesta.

Desde la CIA han afirmado que estos «espías» de Rusia son altamente conocidos en la comunidad internacional por sus delitos de este tipo y que por tanto hay un consenso dentro de la institución norteamericana de que la intervención rusa en las elecciones americanas son un hecho.

Desde el partido republicano niegan que esto sea cierto y aluden a una campaña contra el triunfo de Donald Trump. Concretamente el líder de la mayoría del senado, Mitch McConnell ha dudado sobre la veracidad de dichas afirmaciones.

Donald Trump, a través de su equipo de prensa, ha salido al paso de esta polémica y su respuesta ha sido tratar de deslegitimar a la CIA diciendo que los que le acusan de haber sido aupado por Rusia fueron «los que creían que en Irak había armas de destrucción masiva». El mensaje de su equipo terminaba diciendo que: «Las elecciones acabaron hace mucho tiempo, con una de las mayores victorias del Colegio Electoral de la historia. Ya es hora de avanzar y volver a hacer grande a Estados Unidos».

Por qué le interesa a Rusia que Donald Trump gane las elecciones

El respeto entre Putin y el magnate siempre ha sido una realidad y nunca ha sido negado por ninguno de los dos. El líder ruso en su momento dijo públicamente que si él fuera americano votaría al empresario.

La realidad es que la política exterior de Trump se antoja beneficiosa para Rusia en perjuicio de China. El gobierno de Obama se había opuesto a la intervención rusa en Siria y en general, en Oriente Medio, sin embargo, el presidente electo quiere abandonar esa rivalidad con Rusia.

Además otro de los rivales con el gigante euro-asiático es la OTAN, la cual está más que puesta en duda por Donald Trump, el cual ha hablado incluso de abandonarla.