La Audiencia Nacional ha confirmado la decisión del juez Andreu de archivar la causa de Caja Madrid y Banjaca (actualmente Bankia) por la emisión de las preferentes. “No existen elementos en el informe pericial que permitan afirmar el deterioro de la entidad. Muestra de ello es que la emisión fue parcialmente canjeada a los preferentistas”, señala el auto.

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal entiende que no hay elementos que justifiquen que las preferentes se emitieran a sabiendas de que sería un engaño para los inversores. Según el juez Andreu, “no se ha acreditado, siquiera indiciariamente” que los emisores de las preferentes supieran en el momento de comercializar el producto que la entidad llegaría a “una situación de insolvencia que despojaría de su inversión a miles de inversores”.

De esta forma se cierra la vía penal y se abre la vía a la jurisdicción civil.