logo twMarcos H. De la Morena 

El magistrado de la Audiencia Nacional ha hecho llegar esta misma mañana una serie de documentos al Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia, en los cuales expone las razones por las cuales considera que este órgano debe imputar a Pedro Antonio Sánchez dentro del marco de la investigación Púnica.

Sánchez, quien ya está siendo juzgado por el TSJRM por ser uno de los cabecillas del ‘caso Auditorio’, deberá enfrentarse ahora a las acusaciones de fraude, revelación de información reservada y cohecho. Estos delitos habrían sido cometidos al realizar pagos a la Púnica con dinero público para limpiar su imagen.

La base de esta investigación concreta se encontraría en la nueva pieza separada de la Púnica que el juez Velasco abrió durante el pasado febrero, centrando la misma en Murcia e iniciando tramites de imputación contra 22 empresarios y altos cargos. Entre ellos, se encontraban el propio Sánchez y la senadora del PP Pilar Barreiro, pero no habrían sido citados a declarar hasta ahora al ser aforados. He aquí la razón del magistrado para realizar esta solicitud, ya que es el TSJ quien debe aceptar la imputación de ambos, junto con el Tribunal Supremo.

En el texto, Velasco relata como el actual presidente murciano y anterior alcalde de Puerto Lumbreras habría contratado a Alejandro de Pedro (conseguidor de la Púnica), para realizar una serie de encargos en Redes Sociales, con el objetivo de limpiar la mala imagen que Sánchez tenía, de cara a las elecciones autonómicas de 2015. Por aquel entonces, ya había sido salpicado por las acusaciones del Caso Auditorio, aunque en parte gracias al trabajo de De Pedro, se alzaría con una victoria en los comicios.

Según el juez, Sánchez intervino en la Púnica «lastimando los intereses de la Administración Pública, que no debe correr con semejantes gastos particulares», al haber intentado cargar estos gastos, más otros originados durante la campaña, directamente a los fondos de la Consejería de Educación que el mismo dirigía.  «No lo sufragó con su dinero particular, ni lo hizo personal al servicio de su cargo público de su Gabinete de Prensa, pues no está entre sus labores acondicionar la imagen privada de la persona, y él era consciente”, concluye Velasco en el escrito de 32 páginas.


MÁS INFORMACIÓN

La Audiencia Nacional implica al presidente de Murcia en la trama Púnica