logo twÁlex Martín

  • El equipo rojiblanco se clasifica para semifinales de la Copa del Rey tras haber empatado un partido que se le puso cuesta arriba
  • El conjunto armero estuvo cerca de poner patas arriba la eliminatoria, con goles de Enrich y Pedro León, pero Juanfran salvó el trámite

Con el 3-0 de la ida, parecía que el Atlético de Madrid iba a tener un partido plácido en el estadio de Ipurua, hogar de un Eibar que, a pesar de que no termina de despegar, deja buena imagen y lucha de tú a tú con los equipos más potentes de España.

El equipo rojiblanco llegaba a la localidad vasca con la intención de dejar sentenciada la eliminatoria y pasar a formar parte de los cuatro mejores equipos de la competición copera, sin embargo, el equipo armero luchó y ha puesto contra las cuerdas a los de Diego Pablo Simeone.

Actitud e intensidad, claves en el Eibar

En el minuto 4 de la segunda parte, el Atlético se adelantaba por medio de José María Giménez, al adelantarse a la defensa del Eibar tras un centro desde la esquina del área. Era el cuarto gol colchonero de la eliminatoria y daba total tranquilidad.

Sin embargo, no todo iba a ser paz y tranquilidad en el partido. El Eibar no bajó los brazos tras el gol del Atlético, y en el minuto 73, Sergi Enrich, tras un medio taconazo después de un disparo de Pedro León que rechazó Moyá y puso el 1-1 en el marcador.

Posteriormente, en el área frontal, Pedro León, tras un disparo de primeras, batía al portero colchonero y ponía el 2-1 en el marcador, consumando la locura en el partido y ciertas dudas en el Atlético.

Orden a través de Juanfran

Sin embargo, el Atlético iba a volver a marcar y dejar definitivamente cerrada la eliminatoria, y de esta manera, poder pasar a las semifinales de la Copa del Rey, una dosis de moral importante para un equipo que estaba necesitado de algo así.

En el 84′, tras una mala salida de Yoel, el portero del Eibar, Juanfran aprovecha un balón largo, y con una vaselina, empata el partido para su equipo y deja el parcial de la eliminatoria en un 5-2 que ha sido imposible para los pupilos de José Luis Mendilibar.


MÁS INFORMACIÓN:

El Atlético afronta el partido del Eibar como un trámite antes de las semifinales