• El piloto mallorquín se ha subido esta mañana por primera vez en la moto de la firma italiana
  • Su sustituto en Yamaha, Maverick Viñales, ha decidido quedarse en boxes esperando que la pista alcanzase la temperatura adecuada

El pasado domingo, en el circuito Ricardo Tormo, se acabó una era: la de la dupla Lorenzo-Yamaha. En el mismo lugar, dos días después, arranca un nuevo ciclo: Lorenzo y Ducati como nueva pareja en la parrilla de MotoGP. 

El piloto español, que ha cerrado una trayectoria de casi una década en el equipo japonés, arranca su nueva etapa en el equipo italiano con ganas de demostrar a todo el mundo de que no ha cometido un error al irse a la factoría de Borgo Panigale, y que puede seguir en la pelea por el Mundial de MotoGP.

Este martes, primer día de pruebas para las motos de la categoría reina, se caracteriza por el debut de los nuevos fichajes, como el debut de Pol Espargaró a bordo de la KTM o la llegada de pilotos de Moto2, como Alex Rins, con Suzuki, o Johann Zarco con Tech3.

Sin embargo, además del primer día de Jorge Lorenzo como piloto de Ducati, la otra gran noticia destacada es la primera vez que Maverick Viñales se va a montar en la Yamaha del equipo Movistar, en el que compartirá garaje con el italiano Valentino Rossi.

Por su parte, el piloto nacido en Roses (Girona), una de las revelaciones de la temporada que acaba de finalizar en MotoGP, no sale por el momento a la pista valenciana debido a que quiere ir conociendo a su equipo de mecánicos y que quiere esperar a que la temperatura del circuito sea adecuado para rodar.

Estos días de prueba clausuran de manera oficial la temporada 2016 de la categoría reina del motociclismo, a pesar de que se acabó con la victoria de Jorge Lorenzo a lomos de la Yamaha, en su último gran premio como piloto del Movistar.

Estas pruebas son la forma perfecta para que los equipos se vayan preparando para ajustar las motos a sus pilotos, que los nuevos fichajes se vayan adaptando a sus nuevos equipos y que en el invierno del próximo año, antes de que comience la nueva temporada, haya un buen proceso entre piloto y moto.