Irene Montero ha respondido a las declaraciones de Carlolina Bescansa tras su cese de la comisión Constitucional. La portavoz de la formación ha asegurado este miércoles la importancia de que quienes conformen dicha comisión sean dirigentes no obstante ha señalado que “estas cosas las tenemos que hablar en las reuniones, no en los medios. Quiero respetar ese mandato y yo no voy a hacer ninguna declaración más”.

Montero ha criticado que Bescansa haya decidido hacer públicas sus críticas ya que a su juicio se está saltando el “mandato” que se reguló en la Asamblea de Vistalegre II. “Allá cada cual con cómo respeta lo que los inscritos nos piden, pero mi obligación creo que es respetar su opinión y hablar de estas cosas en las reuniones. De estas cosas hablamos en las reuniones y no en los medios”, ha asegurado.

Montero no ha entrado a debatir las afirmaciones formuladas por la ex dirigente del partido “no es mi función decir si esto es mayoritario o si es minoritario. Lo que se habla en las reuniones y los análisis que realizamos es lo que después sirve a los portavoces para definir nuestros puntos de vista sobre Cataluña, sobre España y sobre las propuestas que vamos haciendo”. Las declaraciones de Bescansa recogen que existe un malestar mayoritario dentro de Podemos por la actitud que está teniendo la formación frente a la crisis en Cataluña, según la portavoz de la formación “procuramos dialogar todas las posiciones que manifestamos. Es una práctica habitual. Todo lo que hablamos es lo que se traslada”.

Luis Alegre, sale en defensa de Bescansa

Luis Alegre, también ex dirigente de la formación se ha mostrado en concordancia con las declaraciones vertidas a los medios por parte de Carolina Bescansa. Alegre, ha señalado que el partio “no puede renunciar a la construcción de un proyecto de país”. En una entrevista en Cadena Ser,  ha mostrado su desencanto con el partido señalando que le “gustaría un Podemos que le hablase más a los españoles y no sólo a los independentistas”

El fundador de Podemos quiere extender la posición de Bescansa en el partido para que se convierta en la “posición general”. “Un partido con las aspiraciones que tiene Podemos no puede renunciar a la construcción de un proyecto de país y mirando en el conjunto de España”, ha señalado