Pablo Iglesias, Lucia Martín y el teniente alcalde de Barcelona, Jaume Asens han asistido a la cárcel ante una gran expectación. Casi cuatro horas de reuniones en las que el dirigente de Podemos se ha visto con Jordi Sanchez, Jordi Cuixat, Jordi Turull, Josep Rull y el más decisivo, Junqueras.

Pablo Iglesias ha dejado la pelota en manos del Gobierno. Les insta a hacer gestos con los presos independentistas para que haya acuerdos. “Nos hemos movido ya, contribuyendo al diálogo y a la distensión que son imprescindibles para que pueda haber acuerdos políticos, pero ahora al Gobierno le toca moverse” ha asegurado tras salir de la visita con Junqueras del Centro Penitenciario.

El secretario general de Podemos ha afirmado que su formación y ERC están de acuerdo en lo fundamental de las medidas económicas que se deberían aplicar, aunque “todavía es pronto para que puedan haber las condiciones para hablar de presupuestos” y ha lanzado un ordago a Pedro Sánchez para que mueva ficha con los políticos presos. Aunque Tardá en el Congreso ha asegurado que “no se ha hablado de presupuestos, solo el Gobierno tene la llave para abrir la puerta para hablar”.Ha recalcado que es “inaudito en una democracia avanzada, que es que personas que no han cometido ningún delito estén en la cárcel y el exilio”

Junqueras le ha trasladado a Iglesias que la condición imprescindible para que ERC negocie los PGE es que haya “movimientos de categoría”  en lo relativo a los presos catalanes.