logo twMarcos H. De la Morena 

El exconsejero de Presidencia de la Generalitat, Francesc Homs, fue condenado ayer por el Tribunal Supremo a 13 meses de inhabilitación, por un delito de desobediencia grave. Esta condena viene a raíz del juicio por la consulta soberanista celebrada el 9 de noviembre de 2014 por el gobierno de Artur Mas, considerada ilegal debido a la prohibición del Tribunal Constitucional.

Esta condena supone para Homs su dimisión como diputado en el Congreso por el Partido Democrata Catalan (PDeCAT), ya que las resoluciones y condenas del Supremo son firmes desde el momento de su notificación. La Sala de lo Penal le ha impuesto también una multa de 30.000 euros. Sin embargo, la sentencia le absuelve del delito que también se le imputaba por prevaricación administrativa del que le acusaba el fiscal, ya que el Supremo considera que queda integrado en el de desobediencia.

La condena al exconsejero por parte del Supremo coincide con la que el TSJC les ha impuesto a Artur Mas y a sus subalternas Joana Ortega e Irene Rigau, todos enmarcados dentro de la misma causa. En ambas resoluciones, se aceptan los cargos por desobediencia y han sido penadas con inhabilitaciones adaptadas al cargo de cada uno.

En cuanto al abandono del cargo como parlamentario por parte de Homs, el reglamento de la Cámara obliga a dejar el acta a los diputados condenados con sentencia firme. La salida del exconsejero y la toma de posesión del diputado que le sustituya se producirán en los próximos días, cuando el alto tribunal comunique el fallo a la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, y después sea trasladado a la Junta Electoral.


MÁS INFORMACIÓN

Homs admite todos los cargos contra él por el 9N y dice que “lo volvería a hacer”