logo twÁlex Martín

Lewis Hamilton se ha hecho con una nueva pole en el Gran Premio de España, con un tiempo de 1:19:149, batiendo a los Ferrari de Sebastian Vettel, que se quedó a 50 milésimas del piloto inglés, Raikkonen y Valteri Bottas, que ha bajado un poco desde su espectacular victoria en el Gran Premio de Rusia, en el circuito de Sochi.

Pero más allá del nuevo triunfo de las flechas plateadas en los entrenamientos cronometrados en el circuito de Montmeló, el verdadero triunfador del día fue Fernando Alonso. Después de un viernes atareado para el piloto de Oviedo, el bicampeón del mundo hizo un milagro a bordo del MCL-32 y se clasificó en séptima posición, por delante de los Force India y Massa, de Williams.

Con un tiempo de 1:21:048, el corredor español demostró que está muy por encima de su coche. Por delante suyo sólo están los Mercedes, los Ferrari, y los Red Bull de Max Verstappen, que llegó en quinta posición y el australiano Daniel Ricciardo, que está justo por delante de Alonso, aunque la diferencia de tiempo es patente ya que el piloto de la escudería energética le sacó casi un segundo.

Por otro lado, Carlos Sainz, de Toro Rosso, se quedó fuera de la última ronda de la clasificación, la quinta de la temporada de la temporada de la Fórmula 1. El piloto madrileño se clasificó en duodécima posición, y a pesar de sus esfuerzos, se queda con un regusto agridulce por tan mediocre resultado en la clasificación del Gran Premio de España, aun así, fue superior a su compañero de equipo.