El plan de ayuda para los parados de larga duración conocido como plan Prepara no se ha renovado. Hasta que los agentes sociales y las comunidades autónomas lleguen a un acuerdo, quedan congeladas las ayudas a los parados. El Constitucional falló que la gestión de este plan, cuya permanencia expiró el pasado 15 de agosto, corresponde a las CCAA. Fue el día 14 de agosto cuando el Ministerio de Empleó aseguró que comenzaría una negociación con las autonomías, pero la propuesta no llegó hasta este martes por lo que no ha habido tiempo alguno para debatir el plan.

Fátima Báñez ha subrayado en el Congreso que uno de los factores por los que no se renueva el plan Prepara es porque la tasa de paro según la EPA ha disminuido hasta el 18%, umbral en el que se había fijado la renovación automática de la ayuda.  No obstante ha remarcado que ya ha remitido a las CCAA un borrador del proyecto para llegar a un acuerdo pero hasta entonces quedan congeladas las ayudas.

El plan Prepara se reguló en 2011 y actualmente ha beneficiado a 952.000 personas con una ayuda de entre 400 y 450 euros. Según los últimos datos de la EPA, actualmente existen 2,84 millones de trabajadores en paro que no reciben ayudas siendo tan solo el 1,06% los que se benefician de algún tipo de prestación. Báñez ha asegurado que quiere que “ninguna persona se quede sin protección y lo digo de buena fe”. A pesar de esto aún no queda claro cuando se reactivará esta ayuda. Por el momento deben de dar una respuesta las administraciones autonómicas y comenzar la negociación, bien para preparar otra propuesta o bien para ceder al Gobierno la gestión del plan.