El Chachepó de Linares es uno de los grandes productos de la plataforma Degusta Jaén Calidad que se expone este año en FITUR 2020. La primera de las ferias más importantes de turismo internacional acoge en su stand de Jaén al dulce típico de Linares, que hace tan solo un mes se erigió como ganador del “Mejor Dulce de España 2019”otorgado por la Cadena Ser y fue galardonado con el premio “Mejor Promoción 2019” de la Diputación de Jaén. 

El Chachepó, elaborado por Pablo Moris y Mina Rull de la céntrica Pastelería Excelsior de Linares, es un bizcocho de tipo “babá francés”, cilíndrico y esponjoso, elaborado a base de yema de huevo e impregnado en aroma de licor. 

Este dulce típico de la comarca linarense cuenta con un siglo de historia; su invención data de las primeras décadas del siglo XX por parte del difunto y aclamado confitero Félix de Amo. Cien años más tarde, la Pastelería Excelsior, cuarta generación de pasteleros, lanzó en 2018 el proyecto “Chachepó, dulce típico de Linares”, una campaña comercial con el fin de dar a conocer el Chachepó por toda España. Desde entonces, han cosechado resultados muy exitosos. Actualmente, Excelsior forma parte de diversas plataformas de gran prestigio: Degusta Jaén, ArtCua (Arte Culinario Andaluz) y Aroma Jaén. Asisten a ferias gastronómicas semanalmente y han estado en eventos tan importantes como el Campeonato Iberoamericano de Ajedrez, Expoliva, la Feria del Caballo y, en estos momentos, FITUR. 

Otro de los hitos de este goloso dulce es que ha sido el primero de España en tener una máquina expendedora destinada a un producto típico. Esta máquina se encuentra en la fachada de la Pastelería Excelsior, se repone diariamente, y cualquier persona puede adquirir una caja de Chachepó las veinticuatro horas del día. 

El Chachepó no es solo un icono linarense, sino que además es un producto social. Desde su lanzamiento colabora asiduamente con la ONG HOLA GHANA en la construcción del “Asuoya Learning Centre”, y estas navidades se destinó un euro íntegro de cada caja para financiar los estudios universitarios de un becado de la ONG. Prueba de que el Chachepó ha trascendido fronteras internacionales es que viajó a Ghana en 2018 y 2019, como parte de un viaje de cooperación de la Pastelería Excelsior.