logo twÁlex Martín

Ferrari ha vuelto. El equipo italiano ha sorprendido a Mercedes en la clasificación del Gran Premio de Rusia, que se disputa en el circuito de Sochi, haciendo un doblete en la primera línea, con el alemán Sebastian Vettel haciendo la pole y Raikkonen justo a su lado, luchando hasta el final por salir en primera posición en la cuarta carrera del calendario.

Uno de los pocos aspectos en los que Ferrari no terminaba de arrancar era la clasificación, y el tiempo a una sola vuelta. En Rusia, han corregido esos problemas y han logrado que sus dos pilotos asaltasen la primera línea, que siempre, en los últimos años, ha estado dominada por al menos un piloto de Mercedes, que se tendrán que conformar con la segunda línea.

Por otro lado, los pilotos españoles han carecido de suerte en los cuartos entrenamientos clasificatorios de la temporada. Carlos Sainz, de Toro Rosso, partirá en la parrilla de salida desde el decimocuarto lugar, quedándose lejos de pasar a la última ronda de la clasificación en el circuito de Sochi, no pudiendo sacar más de su coche.

Fernando Alonso, piloto estrella del binomio McLaren-Honda, no ha visto las mejoras en la unidad de potencia de su vehículo, y tendrá que salir en una de las citas más complejas de la temporada desde una discreta decimoquinta posición, dejando sensaciones muy pobres de cara a lo que le queda de temporada con el equipo británico en su último año de contrato con ellos.