logo twDiana Fernández

El encuentro entre el Rey y el presidente de Argentina, Macri, ha sido un cruce de elogios y agradecimientos. Felipe VI ha querido celebrar «la solida amistad» que une a las dos naciones y ha agradecido ser «socios, compañeros, amigos y aliados». Además ha apostado por el libre comercio para combatir todas las barreras proteccionistas que se están desarrollando con el auge de la extrema derecha.

El Rey ha querido manifestar el «gran interés» que tiene España en el país de Macri y el proceso que ha seguido para entar las bases de un crecimiento económico sostenido y equilibrado para los próximos años”. “España reconoce y aplaude sus esfuerzos y los de su equipo; y le desea el mayor éxito”, ha subrayado. El presidente por su parte ha querido puntualizar el “el afecto especial hacia España”. 

El monarca apuesta por “la solidaridad y la estabilidad internacional, el multilateralismo y la apertura de nuestras sociedades y mercados” recordando que España es el segundo mayor inversor en Argentina y que alrededor de 300 empresas españolas contribuyen a su desarrollo.  Macri por su parte ha llamado a consolidar el eje América del Sur-España y el eje Unión Europea-Mercosur y a aliarse con más empresas españolas para poder «combatir la pobreza».

Felipe VI se ha mostrado agradecido por la unión entre los países y con la renovación «para reafirmar nuestra condición de estrechos aliados y socios de primer orden» con la firma del Plan de Acción para profundizar en la Asociación Estratégica.

A la cena han acudido 150 invitados entre los que se encontraba el presidente, la vicepresidenta y los ministros de Justicia, Fomento y Educación. También han acudido los principales dirigentes de las potenciales formaciones a excepción de Podemos que ha rechazado la invitación después de que tampoco aplaudiesen la bienvenida a Macri en el Parlamento.

Durante el discurso de Mauricio Macri en el Congreso de los Diputados, ha explicado que existe prioridad por la «pobreza cero, combatir y derrotar el narcotráfico y unir a los argentinos». En todo momento se ha hecho referencia a la buena relación actual entre ambos países después de que en la última década haya habido varios enfrentamientos por parte de distintas empresas. El presidente argentino ha asegurado que «nos une el pasado y también el futuro».