logo twMarcos H. De la Morena 

La Audiencia Nacional ha imputado esta misma mañana al ministro de Aznar Eduardo Zaplana, y al empresario Juan Miguel Villar Mir, dentro de la instrucción de la operación Lezo.

Los dos investigados aparecerían, según fuentes judiciales, junto a otras 60 personas en un listado que el Juzgado Central de Instrucción ha enviado al Registro de la Propiedad para embargar sus bienes por supuestos delitos de blanqueo de capitales, malversación de fondos públicos y fraude, entre otros.

En esta lista se encuentran también las personalidades y empresarios detenidos la semana pasada, como el expresidente madrileño Ignacio González, además de otros investigados por el momento como Joaquín Molpeceres, responsable del grupo Licuas, quien ha declarado como testigo en el caso Gürtel.

Al parecer, Zaplana habría entablado negocios con González tras dejar la política en 2008, por los que ambos pretenderían adquirir el 50% de una sociedad en Uruguay para blanquear los fondos que supuestamente el madrileño había obtenido de cobrar comisiones ilegales para el Partido Popular.

Al conocerse estas circunstancias, el exministro salió al paso de los medios con un comunicado el pasado sábado, en el que desmentía cualquier relación mercantil con González, a pesar de que las pruebas presentadas contra el mediante pinchazos telefónicos son claras. “Nunca he participado ni auxiliado a nadie en la comisión de hecho delictivo alguno”, argumentó Zaplana.

En cuanto a Villar Mir, su imputación se centra en el supuesto pago de comisiones a González por valor de un millón y medio de euros, a cambio de adjudicar a su empresa OHL un proyecto de transporte público entre las localidades madrileñas de Móstoles y Navalcarnero. Sin embargo, ha sido el yerno del empresario, Javier López Madrid, quien ha declarado por esta causa, además de haber sido detenido tras su regreso de Londres.


MÁS INFORMACIÓN

El juez manda a prisión incondicional a Ignacio González y al consejero delegado de La Razón