logo twMarcos H. De la Morena 

Pere Soler Campins será el sustituto de Albert Batlle, quien hasta ahora ostentaba el cargo de regidor de la policía autónoma de Cataluña. Según ha hecho público, el Departament de Interior tramitará el nombramiento de Soler antes del referéndum soberanista del 1 de octubre.

Resulta claramente llamativo este ascenso, principalmente para algunos cargos del Gobierno central, ya que quien será la nueva cabeza de los Mossos ha llegado a expresar en sus perfiles de redes sociales su apoyo abierto e incondicional a la celebración de la consulta separatista.

Sin embargo, su ya predecesor, el exdirector Batlle habría tenido ya algunas discrepancias con el Govern de Puigdemont en cuanto a este tema. “La policía catalana debía actuar con absoluta neutralidad política y en orden al cumplimiento de la ley”, ha afirmado en diversas ocasiones.

Al parecer han sido estos motivos políticos los causantes de la dimisión de Batlle, la cual ha presentado esta misma mañana ante el nuevo consejero de interior, recientemente nombrado por el President Carles Puigdemont. Según se ha puesto en conocimiento de los medios, existían muchas dudas internas tanto en el Govern como en los Mossos por saber cuál sería la postura y la actuación de estos últimos en el caso de que se crearan conflictos a partir del referéndum del 1-O

Soler en este caso sería uno de los altos cargos policiales más cercanos a la celebración del mismo, ya que llegó a ser concejal en su localidad natal de Tarrassa por Convergencia i Unió (Ciu), partido tradicionalmente ligado a la petición de independencia por parte de la población catalana.


MÁS INFORMACIÓN

Puigdemont renueva a sus consejeros para asegurar el Referéndum