logo twÁlex Martín

El atentado perpetrado en la jornada de ayer en el Manchester Arena ha sido reivindicado por el Estado Islámico. El grupo terrorista ha lanzado un comunicado a través de su central de medios, y ha contradicho la hipótesis de la policía británica, que ha sostenido desde un primer momento que ha sido un atentado suicida. Sin embargo, no ha desvelado la identidad del autor del ataque, que ha dejado 22 muertos y más de medio centenar de heridos.

Daesh se limita a informar que la persona que ha llevado a cabo el ataque en la ciudad inglesa de Manchester ha sido «un soldado del califato«. Después del concierto de Ariana Grande en el Manchester Arena, en el vestíbulo del pabellón estalló una explosión que sembró el pánico entre el público asistente al concierto de la cantante norteamericana, que ha decidido suspender indefinidamente su gira mundial.

La policía inglesa ha detenido a un hombre mientras sigue buscando a posibles cómplices del autor del atentado, cuya identidad no ha sido desvelada para no comprometer la investigación que están llevando a cabo las autoridades del Reino Unido, según anunció la primera ministra, Theresa May. Asimismo, también declaró que el atacante «calculó fríamente» el ataque que iba a realizar.