logo twÁlex Martín

La selección española ha vuelto a mandar un claro mensaje a todos sus rivales de cara al Mundial de Rusia, que se disputa dentro de un año. Da igual que el encuentro hoy disputado en París frente al combinado francés fuese un partido amistoso, el equipo dirigido por Julen Lopetegui deja claro en cada partido que disputa que hay que darlo todo hasta el final.

A pesar de que el equipo entrenado por Deschamps entró mejor al partido, y de hecho, en los diez minutos del encuentro, la selección de Francia ha tenido algunas ocasiones que han hecho esforzarse al guardameta español, el jugador del Manchester United David de Gea.

El videoarbitraje, triste protagonista

Dentro de las grandes ambiciones de la FIFA por innovar en el mundo del fútbol, están haciendo pruebas para introducir el vídeoarbitraje en los terrenos de juego a nivel profesional, y en el partido de hoy en París, Francia ha sido perjudicada por esta nueva tecnología.

El jugador del Atlético de Madrid, el delantero francés Antoine Griezmann, se adelantó a la defensa española para anotar el 1-0 en el marcador del estadio, sin embargo, el llamado VAR, ha entrado en acción para anular el tanto de la selección francesa, y encender los ánimos de la afición gala, dando la vuelta al mundo.

España ha demostrado su mejor nivel

En la segunda parte llegaron los dos tantos de la selección española, que demostró que a lo largo del partido, fue mejor que Francia a la hora de llevarse el partido, por mucho que fuera el amistoso. En el minuto 68, David Silva convirtió un lanzamiento de penalti para subir el 0-1 al electrónico.

Menos de diez minutos después de que el jugador del Manchester City marcase el primer gol del partido, el extremo del Milan, Gerard Deulofeu, aprovechó la fragilidad defensiva de la zaga francesa para cerrar el partido para España, que sigue invicta en la era Lopetegui.