logo twMarcos H. De la Morena 

Nicola Sturgeon, primera ministra escocesa, ha anunciado este mediodía que su ejecutivo llevará a las calles una nueva consulta de separación del Reino Unido, con el objetivo de seguir perteneciendo a la UE tras la salida de Inglaterra de la misma.

 “La semana que viene buscaré la autorización del Parlamento escocés para celebrar un nuevo referéndum de independencia”, ha comentado Sturgeon durante su discurso en Edimburgo. Su intención sería celebrarlo después de otoño del año que viene, para que al escoces le dé tiempo a meditar su decisión, pero antes de que el Brexit sea definitivo y Reino Unido esté fuera de la UE, ya que las previsiones estiman que esto suceda en 2019.

La primera ministra ya anunciaba desde esta mañana en su cuenta de Twitter que pronunciaría “un importante discurso previo a la activación del artículo 50 del Tratado de Lisboa”. Este tratado es el que rige las relaciones entre estados pertenecientes a la UE, tras el fracaso en 2004 de la constitución europea. En concreto, en el artículo 50, se menciona la posibilidad de que un estado miembro deje de serlo bajo su propio criterio, es decir, lo que sucederá en el momento en que el Brexit se haga efectivo. Por tanto, Sturgeon pretende cubrirse las espaldas ante tal acontecimiento, ya que la mayoría de los ciudadanos escoceses se han declarado ya proeuropeistas.

“Mi foco desde junio ha sido alcanzar un acuerdo con el Gobierno británico que reconcilie el voto del Brexit con el voto escocés por la permanencia”, ha afirmado la primera ministra, aunque también ha enfatizado que no se le ha dado ninguna facilidad por parte de los ingleses, a los que ha definido como “un muro de ladrillo de intransigencia”.

“El futuro de Reino Unido hoy, se dibuja muy diferente del que era en septiembre de 2014, cuando los escoceses rechazaron la independencia en referéndum. Además del horizonte del Brexit, el colapso del laborismo anuncia un poder permanente e incontestado para los tories en Westminster”, ha dicho Sturgeon, explicando su decisión.


MÁS INFORMACIÓN

Tony Blair ‘se rebela’ contra el Brexit