logo twDiana Fernández

  • Garzón hizo un llamamiento a huir del “fetichismo de siglas” y consideraba positivo el hecho de que la gente no le diferenciase entre Izquierda Unida y Podemos
  • Esta fusión es otro de los choques entre ambos líderes

La carrera hacia Vistalegre II continúa y Errejón sigue dando golpes a Pablo Iglesias para que triunfe su candidatura. Esta vez el número dos ha querido blindar Podemos para evitar bajo cualquier concepto una fusión con el partido de Alberto Garzón, Izquierda Unida. Este es otro punto de confrontación con el secretario general ya que este ya había hablado de que el plan,  “se conciba como parte de un proyecto más grande que el propio partido”. Errejón sin embargo quiere presentar una propuesta para que en caso de que se pretenda la “disolución del partido, modificación de su nombre, composición, ámbito, naturaleza y cualquier proceso de fusión orgánica con otras fuerzas políticas”. Y para esto hará falta dos tercios de los inscritos de Podemos. Hasta ahora la formación ha conseguido reunir más de 450.000 inscritos por lo que serían necesarios más de 300.000 votos a favor para que saliese adelante. Errejón ha pedido a Iglesias que “clarifique” su postura y se decante ya por una de las dos opciones.

Cabe recordar que Garzón hizo un llamamiento a huir del “fetichismo de siglas”y que consideraba positivo el hecho de que la gente no diferenciase entre Izquierda Unida y Podemos. Esto lo recogió Pablo Iglesias queriendo marcar una línea de distancia entre ambas formaciones. Él defiende la construcción de “un bloque histórico” pero matiza que “las diferentes piezas del cambio deben mantener su autonomía para poder expresar su identidad”.

Esta se suma a las demás clausulas que presenta Errejón en su programa de cara al segundo congreso del partido que se celebrará entre el 10 y el 12 de febrero. El número dos se ha alineado con la familia Anticapitalista del partido para restarle poder al secretario general. El planteamiento consiste en que a la hora de destituir a algún miembro de la ejecutiva, no lo pueda hacer de forma unilateral sino que debe haber una mayoría de dos tercios para que se apruebe. Esto incluye también que no pueda disolver las direcciones autonómicas y locales. En su propuesta se incluye también la limitación del mandato del líder a un máximo de tres años con un máximo de dos mandatos, de forma que serían seis años y de estos, Iglesias, ya ha consumido la mitad.

 

 


MÁS INFORMACIÓN

Errejón y los Anticapitalistas proponen quitar poder a Pablo Iglesias

Luis Alegre, fundador de Podemos, deja a Pablo Iglesias y se alía con Errejón