logo twMarcos H. De la Morena 

El presidente turco se ha personado este viernes en el Kremlin, donde ha mantenido una serie de intensas conversaciones con su homólogo ruso, Vladimir Putin, sobre temas de economía y defensa. Este encuentro desembocó en un debate entre ambos sobre la situación militar en Siria, ya que el mismo Putin había mantenido ayer una reunión con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu para tratar el mismo contenido.

De estas conversaciones habría salido un acuerdo entre israelitas, rusos y turcos para colaborar militarmente en terreno sirio. Aunque el contenido concreto de este pacto no habría sido revelado, se considera que ambos líderes debatieron en profundidad la situación en el norte de siria, después de que los militantes de DAESH fueran expulsados de Al Bab por las tropas turcas. La intención de las mismas seria avanzar hasta Raqa, capital del Estado Islámico, algo que Erdogan habría planteado a Putin en el más íntimo secreto, para no filtrar información a los yihadistas.

Sin embargo, el futuro de Siria es el punto donde los dos presidentes difieren. Erdogan, por un lado, opina que Bashar al Assad debe ser derrocado, mientras que Putin hasta el momento es su gran valedor en el poder. Aunque, por otro lado, ambos han coincidido en que la integridad territorial siria es incuestionable, gobierne quien gobierne.

El presidente turco ha llegado a reconocer de forma directa que la forma de evaluar la situación con respecto a los ataques del Estado Islámico es diferente entre Moscú y Ankara, pero que en todo momento dejarán abiertos canales entre ambos países para buscar compromisos y soluciones.

Tanto Putin como Erdogan están interesados en encontrar compromisos que les permitan continuar ampliando las relaciones que sufrieron un serio revés a finales de 2015, cuando Turquía derribó un bombardero ruso que participaba en operaciones militares en Siria. “Las relaciones ya se han normalizado, y ahora hay que recuperar los niveles de hace dos años y superarlos”, ha comentado el turco, para lo cual ha pedido a Putin que levante las restricciones impuestas a los empresarios y a los productos turcos, aún vigentes tras este conflicto.


MÁS INFORMACIÓN

Turquía amenaza a la UE con dejar pasar a todos los refugiados