logo twDiana Fernández

  • Desde la formación defienden que no quieren terceras elecciones pero si estabilidad en el hipotético gobierno de Rajoy
  • Javier Fernández dirigente de la gestora asegura que “no es lo mismo una abstención que un apoyo”

El Partido Popular quiere más que una abstención. El hecho de que el PSOE decida abstenerse en una hipotética investidura de Mariano Rajoy no es suficiente. Según Rafael Hernando, portavoz del partido, ya no basta con una “abstención técnica”, ahora la formación quiere garantías.

El PSOE parece que cada día se acerca más a ese momento, esta misma semana, el dirigente de la gestora socialista, Javier Fernández, aseguró que no es lo mismo una abstención que dar el apoyo a Mariano Rajoy y ayer mismo, el portavoz de la entidad explicó que unicamente existían dos opciones: O dar el gobierno al PP o terceras elecciones. 

Desde el partido azul, han repetido en numerosas ocasiones que no quieren terceras elecciones, pero las exigencias siembran la duda. Hernando pide  “por lo menos que tengamos la posibilidad de traer una legislación en la que, si quieren, nos pongamos de acuerdo y que cualquier abstención no sea una cuestión sólo estratégica, sino una abstención que sea útil para los ciudadanos. Y la utilidad no consiste en que haya un Gobierno que dure un día sino un Gobierno que pueda gobernar”.

El problema para Mariano Rajoy es que en caso de que consiga la abstención del PSOE y por tanto el Gobierno, la oposición tendría la suficiente fuerza como para derogar leyes que el propio partido ha aprobado en diferentes ocasiones con la mayoría absoluta. Dada la situación de Rajoy en La Moncloa la legislatura sería tediosa ya que necesitaría casi a cada paso de los demás partidos.

Uno de los asuntos que más preocupa al partido es la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado que en diversas ocasiones se han enfrentado con el PSOE por la aprobación de estos. Desde el gobierno defienden que es un trámite que no se puede realizar en funciones y desde el PSOE instan a Rajoy a iniciar el proceso.

El presidente en funciones aún no se ha manifestado tras la dimisión de Pedro Sánchez pero si que se ha puesto en contacto con Javier Fernández, presidente de la gestora que dirige el PSOE para iniciar conversaciones. La gestora por el momento tiene todo el apoyo de Susana Díaz que tras la reunión con el comité posterior a la retirada del ya ex secretario general, aseguró que “ahora tenemos que dar todo nuestro apoyo y arrimar el hombro”.