logo twDiana Fernández

  • El Gobierno ha pedido los detalles de los antecedentes de 1966 cuando el gobierno estuvo en funciones hasta la investidura de Jose Maria Aznar
  • Un intercambio entre los documentos entre el Gobierno y el Congreso durante los meses en los que Patxi López estuvo al frente del Congreso

El recurso judicial que ya el Tribunal Constitucional admitió a trámite en el que Patxi López se mostraba quejoso porque los miembros populares no querían someterse al control de la Cámara, parece retrasarse más de lo previsto. El recurso del Congreso contra el Gobierno no empezará a estudiarse hasta el mes de octubre. Pero si es cierto que en caso de que haya terceras elecciones, las Cortes se disolverán y quedará en el aire este asunto institucional.

Ya hay fecha para el primer pleno del Constitucional tras el verano será la última semana de septiembre. Pero el Gobierno pide dos requisitos: que se reclamen los detalles de los antecedentes de 1996, cuando el Gobierno estuvo en funciones hasta la investidura de José María Aznar, y el intercambio de escritos entre el Gobierno y el Congreso durante los meses en los que Patxi López estuvo al frente de la legislatura más corta de la historia.

Recorriendo al caso, el Tribunal Constitucional admitió a trámite el recurso el 13 de junio argumentando que el  artículo 73 de la ley asegura que “en el caso en que alguno de los órganos constitucionales por acuerdo de sus respectivos plenos, estime que otro de dichos órganos adopta decisiones asumiendo atribuciones que la Constitución o las Leyes orgánicas confieren al primero, éste se lo hará saber así dentro del mes siguiente a la fecha en que llegue a su conocimiento la decisión de la que se infiera la indebida asunción de atribuciones y solicitará de él que la revoque”. Desde ese momento quedó abierto un plazo de alegaciones de un mes de duración que finalizó al terminar agosto.