logo twÁlex Martín

El Gran Premio de Italia de MotoGP, disputado en el circuito de Mugello, ha reflejado el dominio de una marca: Ducati. Uno de sus principales pilotos, el italiano Andrea Dovizioso se ha hecho con la victoria en el trazado italiano, rompiendo una maldición para el equipo, ya que desde 2009, con Casey Stoner a los mandos de la moto, no vencían en Mugello. El piloto español del Movistar Yamaha, Maverick Viñales, y el italiano Danilo Petrucci, del equipo satélite de Ducati, han completado el podio.

En la salida, Valentino Rossi, el compañero de equipo de Viñales en Yamaha, fue el más listo de la clase y le arrebató al piloto español, que partía en primera posición, el privilegio de liderar la carrera. A pesar de esto, las dos Ducati de Jorge Lorenzo y Andrea Dovizioso no perdían de vista a los dos líderes de la manga, ya que a cada pasada por meta, las motos italianas aprovechaban su velocidad punta, mucho más alta que la Yamaha, ayudaban a adelantarles.

A medida que avanzaba la carrera, las Ducati, que, a pesar de los pronósticos de que perderían fuelle en cuanto avanzaran las vueltas, seguía peleando por el mayor premio en el circuito de Mugello. A pesar del buen ritmo, Jorge Lorenzo tuvo una serie de problemas, tanto con su moto como con el trazado italiano que le relegaron al octavo lugar, puesto que ya no abandonaría hasta el final de la carrera, siendo una de las grandes decepciones del fin de semana.

En cuanto a la cabeza de la carrera, la Ducati de Andrea Dovizioso dejó atrás a la Yamaha de Valentino Rossi, que llegó tocado a la carrera, ya que se lesionó una semana antes de la carrera en un accidente de motocross. Viñales intentó dejarle atrás, pero Dovizioso no se rindió y, a falta de pocas vueltas para el final de la carrera, sobrepasó a Viñales y se impuso en el Gran Premio de Italia para darle a Ducati su primera victoria de la temporada.