logo tw Álvaro Moreno

  • Washington Post ha publicado un video en el cual el magnate se refería en términos machistas a las mujeres y esto puede destruir su campaña
  • Desde el Partido Republicano todas las figuras públicas han condenado  al actual candidato por su actitud hacia el género opuesto pero aún prácticamente nadie ha pedido su dimisión pese a que no niegan estar estudiándola

La campaña electoral estadounidense puede haberse visto resuelta hoy. Hilary Clinton llevaba tras el primer debate y la caída de Trump, una ventaja de 6 puntos, diferencia muy cómoda para llegar a la Casa Blanca. El problema para los republicanos y que podría haber hundido la candidatura del empresario neoyorkino aún más en el momento más importante, ha sido la publicación de un video en el que Donald Trump hablaba en términos totalmente machistas y denigrantes hacia las mujeres.

La frase más fuerte fue la de: «Cuando eres una estrella, te deja hacerles de todo. Puedes hacer lo que quieras, agarrarlas por el coño. Puedes hacer lo que quieras”. Además en el video habla de sus intentos de tener relaciones con una mujer casada en los siguientes términos: «traté de follármela, lo intenté. Estaba casada, le entré seriamente y fracasé, de hecho, le llevé a buscar muebles. Ella quería muebles y le dije, yo te enseñaré donde tienen buenos muebles. Continuando con su historia, el ahora candidato dijo: “De repente, me la encuentro y resulta que tiene estas tetas postizas enormes y todo. Ha cambiado completamente de aspecto».

Estas grabaciones del 2005 no son solo esto y pese a que el contenido a partir de lo ya expuesto es más suave, deja en evidencia la actitud de un asprirante a presidente que nunca ha sido más polémico que ahora mismo.

Donald Trump sale al paso de la polémica

El candidato republicano ha confirmado y ha aceptado la veracidad del vídeo y ha pedido perdón públicamente por sus comentarios machistas. Ha reconocido que se equivocó diciéndolos y ha dicho que se arrepiente de los mismos.

Pese a que ha reiterado sus disculpas ha explicado que aquellos comentarios están sacados de contexto ya que es una  “broma de vestuario, una conversación privada que tuvo lugar hace muchos años”. Además ha querido desvincularse de ese vídeo con la siguiente explicación: «Nunca he dicho que sea perfecto y nunca he fingido ser alguien que no soy. He dicho y hecho cosas de las que me arrepiento, y las palabras publicadas hoy en un vídeo que tiene más de una década son una de ellas. Cualquiera que me conozca sabe que esas palabras no me representan. Ya lo he dicho: me equivoqué y pido disculpas».

Reacciones en la política estadounidense

Desde el Partido Demócrata

La respuesta desde los fieles a Hilary Clinton ha sido unánime contra el candidato republicano. Todos y cada uno han manifestado su repulsa por el video y han expresado que un hombre que piensa así nunca podría ser presidente de USA. La propia candidata ha lanzado un Twwet que resume el pensamiento demócrata en referencia a Trump: «Esto es terrible, no podemos permitir que este hombre se convierta en presidente».

Desde el partido Republicano

Sorprendentemente desde el ala derecha de la política estadunidense se han volcado contra Donald Trump e incluso se ha planteado su dimisión. Muchos candidatos históricos y miembros del Partido han retirado su apoyo públicamente al candidato de su partido y han expresado no solo su desacuerdo, sino también el asco que sienten por sus palabras.

Jeb Bush, hijo del presidente con el mismo apellido y gobernador de florida: «Como abuelo de dos preciosas niñas, no encuentro disculpa para los comentarios degradantes de Donald Trump sobre las mujeres»

Mitt Romney, candidato republicano en 2012: «¿Ligarse a mujeres casadas? ¿Tolerar una agresión? Esas degradaciones tan viles insultan a nuestras mujeres e hijas y corrompen la imagen de América en el mundo».

RIence Priebus, presidente del comité nacional del partido: «Ninguna mujer debe ser descrita en esos términos ni se debería habar de ella de esa manera. Nunca»

Paul Ryan, líder de la mayoría republicana: «Me da asco lo que he escuchado hoy. Las mujeres deben ser apoyadas y celebradas, no convertidas en un objeto. Espero que Trump trate esta situación con la seriedad que merece y trabaje para demostrar al país que siente un mayor respeto por las mujeres de lo que demuestra este video»