logo twÁlex Martín

Varios incidentes en la capital del Reino Unido, Londres, en la jornada del sábado han dejado siete muertos y al menos cuarenta y ocho heridos en lo que se califica como ataque terrorista. Tres personas han atacado en dos puntos de la ciudad, en el Puente de Londres se produjo un atropello masivo y, después, estos tres individuos, armados con cuchillos, apuñalaron a varias personas, entre ellas un Policía Metropolitano, que falleció.

Después de la primera llamada de auxilio a la Policía, varios agentes acorralaron rápidamente a los atacantes, a los que abatieron tras evacuar la estación de London Bridge y un famoso rascacielos de la zona financiera. Los tres sospechosos fallecieron después de los disparos de los agentes de Scotland Yard. Antes de que se produjese ese final, apuñalaron a discreción a decenas de personas.

Scotland Yard, a través de su directora, Cressida Dick, ha informado que el incidente está bajo control, aunque la investigación sigue abierta con el objetivo de «establecer más detalles sobre los individuos que llevaron a cabo el ataque y su contexto». La primera ministra, Theresa May, ha comparecido y ha declarado que «es hora de decir que es suficiente».

May ha anunciado que va a haber cambios en la policía británica después del segundo ataque terrorista al Reino Unido en los últimos doce días, después del atentado con el Manchester Arena. La primera ministra, además, ha relacionado el ataque con el islamismo integrista. «Aunque los tres últimos atentados no estén relacionados entre sí, les une una cosa. Se copian unos a otros y están inspirados por los mismos».


MÁS INFORMACIÓN:

Un muerto y cinco heridos tras un atropello masivo en Londres