logo twÁlex Martín

Netflix pierde a uno de sus principales colaboradores en la distribución de películas: Disney. La compañía americana, propietaria de Marvel, Pixar y Lucasfilms, ha tomado la decisión de poner fin al contrato y ha anunciado que en 2019 lanzará su propio servicio de transmisión de contenido por internet. Esto significa que Netflix tendrá un nuevo competidor en la lucha por conseguir un mayor número de suscriptores. Además, buscan captar clientes que no necesitan intermediarios para encontrar contenido digital.

Películas, series y deportes, principales contenidos de Disney

Dentro del conglomerado de medios que conforman The Walt Disney Company, las competiciones deportivas, las series de Marvel,  las películas, también de Marvel, las de Lucasfilms, y películas de animación, con Pixar son los tres contenidos que mejor funcionan dentro de Netflix. De esta forma, cuando se produzca la salida de Disney, estos contenidos desaparecerán del catálogo. Mientras tanto, los estrenos de Disney se mantendrán hasta 2019, que es cuando se originará la plataforma digital.

La pérdida de beneficios ha propiciado la ruptura

La mayoría de productos de la compañía Disney han caído en el último año, y eso ha producido que quieran dar un golpe de efecto al mercado de las plataformas de streaming. Netflix, HBO y Amazon Prime Video, son las que copan el mercado. Por eso, en las oficinas de Disney quieren sumarse a este mercado y cambiar la disposición de la mesa de las plataformas digitales. Después del anuncio de la compra de una compañía de contenidos, los pasos para una nueva plataforma se están produciendo de manera firme.