Virgen y aristócrata. Diana de Gales cumplía los requisitos para formar parte de la realeza. Y asi fue. En julio de 1981 Diana Spencer de 19 años contrajo matrimonio con el heredero al trono de Inglaterra, el príncipe Carlos ante el juicio de 800 millones de espectadores.

La princesa Diana sufría ansiedad y bulimia además se autolesionaba tal y como confesó en una entrevista. El principe Carlos le trasladó en alguna ocasión que tenía algún kilo de más. “La primera vez que me midieron para el vestido nupcial, tenía 73 centímetros de cintura. El día que me casé, medía 60 centímetros” confesaba Diana. Su relación con el heredero pasó a ser algo institucional. Carlos V de Inglaterra manteía una relación paralela con Camila Parker Bowles con quien está actualmente casado. “Era un matrimonio de tres” aseguró la princesa. En ese matrimonio de tres, Diana y Carlos tuvieron a sus dos hijos, Guillermo y Enrique.

Diana se convirtió en todo un icono del siglo XX. El pueblo la quería. Acudió a zonas de conflicto, visitó heridos, e hizo numerosas apariciones en pos de los más desfavorecidos desde su posición de princesa. Pero el matrimonio con el principe Carlos no se sostuvo y pidió el divorció. La Casa Real lo aceptó. De nuevo los escándalos de la realeza británica tenían nombre: Diana.

EL GOLPE DE GRACIA A LA DINASTÍA DE LOS WINDSOR 

Coincidiendo con el divorcio, Lady Di dio a la monarquía su golpe de gracia. Saboreó la venganza al conceder una entrevista en la BBC. La entrevista paralizó al mundo. Tembló la Casa Real Británica. El desapego del pueblo a la monarquía comenzó a evidenciarse en las encuestas. Diana se había convertido en una víctima pública de ‘La Empresa’ de los Windsor. En su relato en la cadena británica detallló el infierno que vivió al lado del heredero y las presiones a las que se había visto sometida.

Tras el divorcio Diana decidió retirarse de la vida pública y hacer su vida retirada de los medios. Pero no fue posible. Lady Di era un reclamo para la prensa internacional. Y su romance con Dody Al Fayed era de interés mundial. La joven mantenía una relación con el hijo del multimillonario egipcio, Mohamed Al Fayed. Hicieron un viaje a París intentado estar alejados de los focos pero los paparazzis ganaron la partida. Diana Murió un 31 de agosto de 1997 junto a su novio Dody Al Fayed en el Tunel del Alma de París intentando huir de la prensa tras una cena cerca del Arco del Triunfo. Lady Di murió a las cuatro de la madrugada después de que el coche se estrellase a 150 km por hora.

Fue entonces cuando se comenzaron a disparar las conspiraciones, accidente o asesinato. Las teorías saltaron a la prensa. Algunas a día de hoy señalan a la Corona como mano ejecutora de la muerte de Diana recordando la mala relación que tenía con el Duque de Edimburgo. La mañana después de su muerte las ventas de periódicos se dispararon. Se celebró un funeral de Estado. Se enterró a Diana. Pero nunca se enterró su historia.