La mujer que el pasado domingo pidió a través de Facebook que violasen a Arrimadas ha sido despedida de la inmobiliaria Tinsa, empresa en la que trabajaba. Así lo recoge la empresa en un comunicado.

 

La dirigente de Ciudadanos ya había publicado en Twitter que denunciaria a Rosa María Miras Puigpinos por las injurias y amenazas que difundió por las redes sociales. El comentario viene a raíz de una intervención de Arrimadas en Telecinco mostrándose en contra de la consulta del 1-o. Tras las declaraciones de la portavoz de Ciudadanos, la mujer publicó en su facebook su “deseo de que cuando salga esta noche la violen en grupo porque no merece otra cosa semejante perra asquerosa”.

 

Dirigentes de las demás formaciones políticas como Susana Díaz o la diputada de la CUP Anna Gabriel, han mostrado su rechazo a este tipo de acciones apoyando así a la dirigente de la oposición catalana.