logo tw Álvaro Moreno

  • La acusada afirma que su experiencia ha sido un calvario y que se la ha tratado de forma injusta
  • Ella cree que será absuelta finalmente pero que su marido ingresará en prisión

La infanta Cristina después de 61 sesiones repartidas a lo largo de seis meses ha terminado crispada y agotada con la justicia española. Como resultado de esto la acusada se ha sincerado diciendo que:  «Que ganas tengo de que esto acabe para no volver a pisar este país».

Esta ha sido la frase que más ha llamado la atención entre las palabras de una persona profundamente dolida y hastiada de un proceso judicial largo y que considera injusto.

Cristina de Borbón ha defendido su inocencia diciendo que «pese a que había irregularidades«, tanto ella como su marido simplemente hicieron lo que ubiera hecho cualquier otro español. En definitiva, que cumplieron con su trabajo y que no hay motivos para hacerles sufrir todo lo que están sufriendo.

Según ella ha sido especialmente duro para sus hijos, los cuales en la etapa en la que vivieron en Barcelona tuvieron que ir al colegio siendo día a día, acusados por los posibles delitos de sus padres. Todos los días sus compañeros les contaban como avanzaba el caso.

Además Cristina ha asegurado que la Casa Real, lo que para ella fue su familia, su casa, les ha dado la espalda y se ha sentido con su familia muchas veces como una extraña, cosa que ha sido muy duro para ella.

El caso ya está visto para sentencia y ella cree que será absuelta pero que su marido ingresará en prisión. Pese a esto está determinada a abandonar España y su destino más probable es Suiza, donde asegura que ha vivido su mejor época en medio de todo este «calvario».

El caso Noos

La trama de corrupción que ha sentado a miembros de la Familia Real en el banquillo consistió en el que govern de Valencia y las Baleares, presuntamente, inflaron presupuestos sobre obras públicas como forma de desvío de fondos públicos a los bolsillos de diversas personas que permitirían esta operación.

Iñaki Urdangarín sería uno de los ejes de esta trama y su esposa, la Infanta Cristina, le habría ayudado para que estas gestiones que buscarían enriquecer a unos pocos mediante métodos ilegales, se llevaran a cabo.

Para más información sobre uno de los casos más importantes de la historia reciente de España, pinche aquí.