María Dolores de Cospedal también se reunió con el comisario Villarejo. En verano de 2009 meses antes de que estallase la trama Gürtel la ex ministra de Defensa y ex secretaria general del Partido Popular mantuvo una ruenión con Villarejo en la que estaba su marido, el empresaio Ignacio López del Hierro. Según revela el diario Moncloa.com , López Hierro mantuvo reuniones con el comisario de las cloacas para conseguir información privilegiada sobre los casos de corrupción que afectaban al PP.

En esa conversación Villarejo, que no estaba al frente de la investigación de la Gürtel, pero si conocía los entresijos desmenuzó la información de la instrucción que la Audiencia Nacional estaba llevando a cabo sobre el caso. Esto ocurrió antes de que comenzase la trama  bajo el mandato del juez Baltasar Garzón.

Cospedal ha quitado importancia a la filtración en la que su marido trabajaba para que los casos del PP tuviesen menos recorrido. Ha asegurado que esas conversaciones “no cambiaron nada”. A su juicio estas filtraciones solo pueden tener el objetivo de “tratar de cubrir el hecho de que personas muy relevantes del actual Gobierno negaron hasta tres veces conocer al comisario Villarejo, cuando se ha evidenciado que no era cierto”.

La que fuera ministra de Defensa entiende que no forma parte del ejercicio profesional sino que “cuenta a un particular lo que él considera que está ocurriendo con asuntos que se están conociendo en ese momento y que tienen que ver con personas vinculadas al PP”