Villarejo deja otro cadáver político.  Maria Dolores de Cospedal, ex secretaria general del PP ha abandonado el máximo órgano de dirección de la formación, el comité ejecutivo. Esto sucede después de que sus conversaciones con el comisario de las cloacas del Estado hayan salido a la luz. Cospedal habla en estas conversaciones con Lopez del Hierro, su marido sobre la trama Gürtel y sobre una investigación a su compañero de partido Javier Arenas y una posible investigación al hermano de Rubalcaba. A pesar de dejar su cargo en el ejecutivo, Cospedal mantiene su escaño en el Congreso.

La ex secretaria general del PP ha asegurado que su dimisión es para “no perjudicar al PP”. En su comunicado ha explicado que esas investigaciones formaban parte de sus obligaciones como alto cargo del partido para frenar cualquier posible caso de corrupción: “Como ya he reiterado en más de una ocasión, yo no he mentido nunca acerca de mi conocimiento del ex comisario Villarejo y de haber mantenido algunas reuniones con él. Siempre lo hice pensando y sigo pensando que era mi obligación como Secretaria General para tener toda la información posible acerca de los hechos que pudieran perjudicar a mi formación y en ese sentido actué, porque mi lucha contra la corrupción que pudiera afectar a mi partido ha sido siempre una prioridad en mi función como Secretaria General. Las manipulaciones que se están haciendo de las cintas publicadas tratan de ofrecer una imagen distorsionada de la realidad, son extractos editados que solo tratan de perjudicar y dañar mi imagen personal, algo que no quiero que se extienda al Partido Popular” ha explicado Cospedal”.