logo tw Álvaro Moreno

  • Los contactos se han producido debido a que este marte se celebrará un juicio con 37 acusados y 300 testigos que puede ser un punto clave para el destino de una de las tramas más escandalosas de España
  • El empresario que dirigía la trama ha abonado 2,2 millones con la intención de rebajar su condena ante un macro-juicio que, con su posible testimonio, puede revelar mucha información desconocida hasta el momento

El caso Gürtel está pasando por sus últimos momentos. Una de las tramas de corrupción más salvaje y de hurto de fondos públicos más desenfrenado, va a ver este martes uno de los juicios que podría decidir todo y dejarlo listo para sentencia. No es un evento cualquiera,  las proporciones de este serán enormes, hasta 37 acusados por formar parte de la trama y más de 300 testigos que ayudarán al juez a poner orden en los hechos para buscar la verdad.

Sin embargo uno de los motivos por los que, presumiblemente, el final de esta investigación toca a su fin es la posible participación de Francisco Correa. Este hombre fue uno de los instigadores de todo lo ocurrido, es decir, utilizó sus contactos con empresarios y su propia empresa para que políticos con disposición a desfalcar pudieran llevar sus fondos a manos privadas y luego repartirlos a modo de comisiones. Para ello creó una complicada y compleja trama de empresas, contratos con ayuntamientos y otros medios de blanqueo que permitieron que la Gürtel se convirtiera en una de las mayores tramas del país.

El que fuera el cerebro de la gigantesca trama está dando pasos hacia la colaboración con la justicia. Hoy, ha enviado un escrito en el cual da potestad para devolver a la hacienda pública 2,2 millones de euros que ahora están en una cuenta en Suiza paralizada por la hacienda pública.

Ese dinero será retirado del país helvético a través de los consecuentes resortes internaciones y será devuelto a donde fue robado durante la trama, concretamente se trata de la Comunidad de Madrid y de una serie de ayuntamientos de la capital española: Madrid, Majadahonda, Pozuelo de Alarcón y Estepona. El líder de la trama da este derecho en este fragmento de su carta a la audiencia:

“La presente solicitud se realiza a favor de las entidades públicas que más adelante se detallarán y para su más pronta entrega a las mismas, como resarcimiento y reparación del daño reclamado. Asimismo, la presente solicitud se presenta antes de la celebración del juicio oral (…) teniendo en cuenta, además, que si bien dicha sumas se encuentran bloqueadas, las mismas son hasta ahora de titularidad de mi representado, y por tanto de plena disposición a los fines que aquí se interesa. Con esta solicitud se pretende la reparación del daño, y resulta perfectamente ajustada a Derecho de manera que tales fondos pasen a la cuenta de consignaciones de esa Ilma. Sala de forma inmediata”.

Con este ofrecimiento, la estrategia de Correa parece obvia, colaborar con la justicia, en este caso devolviendo parte de lo desfalcado, para conseguir rebajar los términos de su condena, que, parece prácticamente un hecho.

Si ha decidido llevar a cabo esto en este la devolución de dinero, parece obvio que en el juicio del martes el empresario no se guardará nada y mantendrá una colaboración activa con la justicia. Él mismo ha hablado ya con distintos medios y ha comentado que “responderá a todo lo que le pregunten sin importarle a quien le afecte“, ha mencionado que alguno de estos políticos a los que podría afectarle siguen en activo. Y de hecho ha mostrado que no tiene ningún reparo en hablar porque “ningún político le ha ayudado” en todo el proceso que ha sido la investigación de la Gürtel.